¿Estás confiando en Dios en medio de la lucha?

“Bendito sea el SEÑOR, que ha oído mi voz suplicante.” (Sal. 28.6) La voz entrecortada y llanto de esa mujer al otro lado del teléfono, describían su situación de necesidad extrema, dibujaban una lucha evidente entre la ansiedad que le producen las emociones confusas y la esperanza, de pronto su voz se levanta y declara: que el Señor no la abandonará, su confianza está puesta en Él, quien la levantará y la salvará.Podemos sentir que Dios no esté escuchando nuestro clamor, sin embargo no debemos de dejar de perseverar en oración, recordar que aún en tiempos difíciles y circunstancias adversas, Dios es fiel. Él nunca estará lejos de nosotros. Aunque nuestras emociones dicten lo contrario sig

Llorando con los que lloran.

“… lloren con los que lloran.” (Ro 12.15). Llorando con los que lloran. Caminando por un pasillo en la Unidad de Emergencias de un hospital, observé como un equipo de profesionales daban resucitación cardiopulmonar (RCP) a un paciente, contrario a lo que yo había visto en la televisión, ellos estaban muy sonrientes casi una algarabía. Le pregunté tiempo después a un médico de emergencias si esa situación era normal, a lo que me respondió: “los servicios de urgencias son complejos en todo sentido; saturados, porque la demanda supera con creces la capacidad de oferta y eso exacerba los nervios, por lo que buscamos formas de liberar tanto estrés”. Con base en esa experiencia pensé: ¿qué actitu

¿Puedes orar por mí?

“Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.” (Ef 6.18) ¿Puedes orar por mí? Por Juan Carlos Porras/Facilitador MOIVA Se acercan a Ud. personas que le piden estar orando por ellas? ¿cuántas veces realmente recordamos hacerlo? Puede que en ocasiones lo olvidamos por no anotarlo, en otras hacemos una breve y única oración pensando "Dios conoce sus necesidades, así que es suficiente" Pero ese no es el sentido de la oración del Nuevo Testamento (Lucas 18: 1; 1 Tesalonicenses 5:16) nos indica a “orar siempre” y hasta el mismo Pablo pidió oraciones por él (Col 4: 3-4) “…intercedan por nosotros… Oren para que yo

Dios todavía responde la oración.

“Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. (Sal 46.1). Le ha sucedido que cuando las cosas no van bien según nuestros planes, nos ofuscados perdemos el razonamiento y fácilmente arremetemos contra quienes nos rodean, especialmente con las personas que amamos. Puede que resulte confuso diferenciar lo correcto y lo incorrecto cuando entramos en desesperación. Nos conviene hacer una pausa para buscar el rostro del Señor, recordemos que Dios escucha y responde nuestras oraciones, así lo ha sido desde el momento en que los hombres comenzaron a invocar Su nombre, y así continúa tan dispuesto a escucharlas y responderlas como siempre lo estuvo. Orem

El poder de Dios a nuestro alcance

“Dios es el Presidente del Universo, aun así tenemos un teléfono con una línea privada sobre su escritorio, y nos anima a que lo llamemos cuando queramos” Pollard, F. Es extraordinario saber que tenemos a nuestra disposición el recurso del poder de Dios para ayudarnos en cada circunstancia de la vida. Esta provisión espiritual no se compara con la que pueda tener un presidente de una super potencia mundial con los recursos económicos y militares a su disposición. Sin embargo al comunicarnos con Dios es importante recordar algunos aspectos que nos ayuden a comunicarnos de una mejor manera: El Señor nos anima que cuando pidamos lo hagamos con fe sin dudar. “Pero que pida con fe, sin dudar, por

  • Blanco Icono de Instagram
  • Mail
  • voice13
  • Vimeo limpio
  • YouTube Clean
  • RSS limpio
  • Twitter Clean
  • facebook

San Antonio de Coronado, San José, Costa Rica

info@vida.cr

©Vida Abundante Coronado 2020