Déjate sanar por Él.

Sonreímos, saludamos, conversamos con los demás, en forma normal, pero dentro de nosotros surge ese sentimiento que exclama silenciosamente “Ah! si alguien supiera de mis heridas, dolores y tristezas …” Quizás ninguna persona sepa lo que te sucede, pero Dios sí lo sabe. Quizás me dirás: “esto no es una noticia nueva”. Sin embargo permíteme mostrarte este versículo de la Biblia, donde Dios toma la iniciativa hacia los heridos del alma. “Él sana a los quebrantados de corazón y sana sus heridas” (Sal 147.3). Cristo entiende de heridas. Él fue herido en la cruz del calvario por todos nosotros. Su cuerpo fue maltratado, por los clavos, azotes y una corona de espinas. El Médico divino quiere sanar

Valeria Gómez

Soy Valeria Gómez, tengo 19 años y siempre he tenido una sed por servirle a Dios y hace un par de años tuve la idea de hacer un viaje misionero, pero, aunque fuera de una semana y en algún país cercano parecía un sueño lejano e imposible para mis posibilidades. En noviembre de 2018 conocí un grupo de jóvenes que estaban haciendo un programa misionero en Costa Rica llamado “The World Race” y me di cuenta de que Dios me estaba llamando a lo mismo, y Él fue confirmando este llamado por medio de oraciones, la Biblia, conversaciones con personas cercanas, etc. En Setiembre del 2019 estaré participando de un viaje misionero de 9 meses, visitaré Guatemala, Etiopía y Tailandia, donde estaré apoyando

Una invitación y una promesa

Cita bíblica de la semana No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Filip. 4.6-7 Comentario “Para qué orar, cuando podemos preocuparnos” ¿Estaría Ud. de acuerdo con esta frase? Probablemente su respuesta sea un rotundo ¡No! Sin embargo siendo sinceros, reconoceremos que en ocasiones somos presa de la desesperación y el afán ante las malas noticias, omitimos u olvidamos venir primero en oración a la presencia del Señor. Alguien dijo “debemos preocuparnos por nada y orar por todo”. En Filipenses 4.6 (pará

Gozo aun en los apuros.

“El gozo en Dios nunca está fuera de tiempo ni lugar, más aún, nunca está en mejor sazón que cuando en el mundo nos encontramos con pérdidas y cruces, pues es entonces cuando se muestra que nuestro corazón no está puesto en las cosas de este mundo, ni ligada a ellas nuestra felicidad. El que es el Dios de nuestra salvación en el mundo de arriba, será nuestra fuerza en este mundo de abajo, para llevarnos allá en nuestro caminar y ayudarnos a remontar las dificultades y la oposición que nos salgan al encuentro en nuestro viaje.” Henry, M. Oremos Señor ayúdanos que cuando estamos en tiempo de abundancia y tranquilidad nos regocijemos en ti por todo, cuando nos sintamos vacíos nos regocijemos po

Amanda Huertas

Hace algunos años vivía en egoísmo y egocentrismo, sin noción de un propósito eterno y dejando que el tiempo corriera sin considerar lo valioso de la vida. Sólo porque quiso, El Señor me abrió los ojos y disipó la neblina que tenía frente a mí. El Señor extendió Su mano y me sacó del hueco en el que vivía para traerme a su luz y hacerme útil para el cumplimiento de ese propósito inmenso, aunque yo no merecía más que la muerte. Él me dejó ver que la vida tenía sentido y que ese sentido no era yo; me hizo ver cuánto nos ama, cuán poderoso es para sanar y liberar nuestra alma llevándose cargas tan pesadas que jamás pensamos que se fueran a ir. Dios ha moldeado mi alma con sus manos amorosas, li

Sanando nuestro corazón

Cuando alguien a quien le has entregado toda tu confianza y le has dado el todo de tu vida, te traiciona, sin duda, ¡te rompe el corazón y te parte el alma! Asimismo, es una situación muy dolorosa. Es lógico que quieras nunca perdonar a esa persona, pues supones que como tú, nunca te haría daño alguno, más bien, esa persona contaría con tu entrega incondicional. Podría pasar mucho tiempo para lograr perdonar, de hecho, suele suceder que nunca se llegue a perdonar al ofensor; convirtiéndose esa ofensa en rencor y éste termina convirtiéndose en amargura de corazón y muchas veces puede desencadenar en venganza. Cuando nos resistimos a perdonar a nuestro ofensor es muy probable que seguiremos si

  • Blanco Icono de Instagram
  • Mail
  • voice13
  • Vimeo limpio
  • YouTube Clean
  • RSS limpio
  • Twitter Clean
  • facebook

HORARIO

REUNIONES

San Antonio de Coronado, San José, Costa Rica

info@vida.cr

©Vida Abundante Coronado 2020