¿Tienes sed?

Cualquier momento es bueno, pero temprano, por la mañana, parece ser un momento especial para lograr una comunión íntima con el Señor. Si primero levantamos nuestras mentes y nuestras almas en la Palabra de Dios, antes de meternos al deber cotidiano, estamos mejor preparados para enfrentarnos a cualquier cosa que nos sobrevenga. Cuando se presente lo inesperado, ya nuestras reacciones han sido preparadas de antemano con Dios. Escuché a alguien decir: “Después de mi oración matutina, revitalizó mi espíritu para enfrentar el día, es como bajar al manantial para beber agua fresca”. Amigos, amigas, tenemos que sentir profundamente nuestra necesidad de tener comunión diaria con Dios y de recibir

¡Despiértate!

Suena el despertador de tu reloj por la mañana indicándote que debes levantarte. Presionas el botón y lo callas, te volteas y sigues durmiendo. Diez minutos más tarde se activa de nuevo, y repites la acción. La tercera vez que suena la alarma, te levantas apresurado, ya llevas más de media hora de retraso. Llegarás tarde a tu trabajo, tal vez tendrás que aplazar alguna cita para mañana. La vida continúa. ¿Qué perdiste? Solo media hora, ¡nada del otro mundo! Suena el reloj despertador de Dios. “Despiértate, pon en orden tu vida” luego presionas el botón de la alarma y la callas, “Hoy no, Señor”. Y continuas haciendo tus cosas. La alarma suena nuevamente, es hora de despertarte. Y una vez más

¿En situaciones difíciles?

Crees que no puedes salir de la situación difícil que atraviesas? Has intentado de todo para lograr salir a flote de tu problema, llámese económico, desempleo, relacionales, etc. Te esmeras en hacer todo bien, ayudas a los desvalidos y hasta sirves en la iglesia. Tienes todos los boletos comprados para que te vaya muy bien!, pero nada sucede. En la Biblia encontramos a muchos que estuvieron en situaciones difíciles que creían que no eran nadie y en un momento determinado, en el tiempo de Dios, fueron relevantes para multitudes, David luchó contra el gigante, Ester intercedió por su pueblo, José estaba en la cárcel y después fue el único que interpretó los sueños del faraón, entonces salió de

¿Nos escucha Dios?

Somos muy dados a recurrir a Dios cuando estamos contra las cuerdas. Cuando tenemos situaciones donde no tenemos un horizonte muy claro y pedimos auxilio a Dios al filo de la navaja. Amigo y amiga, la vida muchas veces nos hace pasar por procesos muy lentos y desgastantes, procesos donde oramos y suplicamos que se acabe y no logramos ver el final. En mi proceso, luego de la muerte de mi esposa, oré al Señor por una resolución judicial favorable, esto tardó más de un año. Durante ese periodo Dios me enseñó a tener dependencia total de Él, pero también que debo estar a sus pies en todo momento, ya sea bueno o malo, y que la constante oración y comunión diaria con Dios tendría milagrosos desenl

  • Blanco Icono de Instagram
  • Mail
  • voice13
  • Vimeo limpio
  • YouTube Clean
  • RSS limpio
  • Twitter Clean
  • facebook

HORARIO

REUNIONES

San Antonio de Coronado, San José, Costa Rica

info@vida.cr

©Vida Abundante Coronado 2020