Jesús calma mi tormenta

Un día, los discípulos cruzaban un lago en una barca y se encontraron con una tormenta. Por causa del agua y el fuerte viento, ellos estaban en gran peligro. Pero Jesús se hallaba en la barca, Él dormía, y ellos lo despertaron, diciendo: “¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar!” Los discípulos estaban luchando contra los poderes de la naturaleza. Hoy nos encontramos en la misma situación, estamos luchando… Es indispensable el mantener nuestro andar lo más cerca posible de Dios. Así, cuando las dificultades de la vida nos asalten, podremos mantenernos firmes en la fe y no desesperarnos. Amigos y amigas, al viajar en el mar de esta vida nos encontraremos con pruebas y adversidades, pero no tend

¿Necesitas paz y seguridad?

“El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso.” Este impresionante versículo lo encontramos al principio del Salmo 91. Tenemos claro que si bien es verdad que el Señor está al cuidado de nosotros, no todos se acogen a su cuidado. Esto se trata de una decisión personal. Dios está ahí, para nosotros, pero nosotros somos los que decidimos que Él sea nuestro refugio. Nadie está obligado a tomar esa decisión, es personal. Soy yo y nadie más quien decide estar cálidamente bajo la protección, o lejos del abrigo de Dios. La ignorancia es muy peligrosa, pero más peligroso aún, es saber y hacer como que ¡no es conmigo la cosa! Hace poco conversé con un señor que no vaciló

Un matrimonio misionero

Después de algunos años, nuestro matrimonio estaba prácticamente destruido. Por la infinita misericordia de Dios, encontramos restauración en VAC (Vida Abundante Coronado). Las finanzas y el perdón fueron las primeras dos áreas que Dios trabajó en nuestra relación. En el 2019, al cumplir once años de matrimonio, finalmente teníamos un corazón sano y lleno de amor para servir, además del dinero suficiente para tener una verdadera luna de miel en nuestra amada Cuba; tal y como lo habíamos acordado mi esposa y yo desde que éramos novios. Sin embargo, no imaginábamos que Dios tomaría la preminencia en dicho viaje, pues tenía un propósito grande para nuestros planes. Nos enteramos que había una i

Cambiando el temor en confianza

Estamos expuestos a muchas situaciones que nos podrían suceder. Cuando era niño, escuché decir a mi abuela materna: “uno nace para sufrir” y hacía alusión a todo lo que debía enfrentar un ser humano desde el nacimiento. Nosotros como seres humanos estamos expuestos a que nos puedan pasar cosas, no es que venimos propiamente a sufrir, llegamos a un mundo material rodeados de cosas buenas y malas. Apenas ayer, disfrutábamos de una linda reunión familiar, de regreso a nuestro hogar, alguien, una familia, había sufrido un accidente automovilístico. Mientras unos están felices, otros están tristes. Situaciones de situaciones. Vivimos en un mundo material. Enfermedades, virus que afectan a ciudade

Máxima revelación de su amor.

¿Cómo puede Dios perdonar a un pecador como yo manteniendo intactos su naturaleza y atributos divinos? La respuesta es la cruz. Jesucristo llevó el castigo por el pecado y se reunieron las justas exigencias de la Ley. Es la máxima revelación de Su amor, que hace posible que Ud. y yo podamos ser salvos por la fe. El ejemplo de Cristo, sus enseñanzas, toda su vida terrena, encuentra su verdadero sentido y plenitud en la cruz. Como no amarle a Él también. Rogamos para que Su amor nos enseñe a sufrir por Él y con Él; por tanto, podamos confiar que también seremos glorificados con Él Oremos. Señor al tener el privilegio de ser tus hijos tenemos la confianza de llamarte Abba, Padre. Ayúdanos para

¡Continúa orando!

La prisión estaba cerrada y bien custodiada. Los soldados descansaban en el interior de la misma, convencidos de que su prisionero nunca podría escapar. En la ciudad en reposo, había una casa a unas calles de ahí, donde un grupo de creyentes oraba al cielo desde lo profundo de sus corazones. Dios escuchó y actúo. En la prisión se vio una luz, una luz que emanaba de un ángel que despertó al prisionero. Le dio unas palmadas en su costado y le dijo: “levántate, vístete y ponte tu calzado, debemos salir de aquí”, luego fue conducido fuera de la prisión y puesto en libertad. ¿Cuán persistente eres al orar? ¿Se hacen escuchar tus oraciones al cielo? Jesús nos enseña que debemos de perseverar en la

  • Blanco Icono de Instagram
  • Mail
  • voice13
  • Vimeo limpio
  • YouTube Clean
  • RSS limpio
  • Twitter Clean
  • facebook

HORARIO

REUNIONES

San Antonio de Coronado, San José, Costa Rica

info@vida.cr

©Vida Abundante Coronado 2020