“Quizás no es que te falte la fuerza, es que te sobra peso innecesario que cargas”

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.” Mateo 11.28

 

Al iniciar el año surgen los buenos deseos para alcanzar nuevas metas, puede ser que algunos de nosotros tiremos la toalla antes de finalizar el primer mes, si esta historia ha sido reiterativa le animo analicemos antes de hacer planes venir en oración y rogarle al Señor nos ayude a identificar qué cosas hemos estado haciendo que se han convertido en un peso o una carga que nos impide levantar vuelo, Rafael Vídac escribió: “Quizás no es que te falte la fuerza, es que te sobra peso innecesario que cargas”

 

Al respecto Jesús nos hace la invitación de venir a Él “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.” Mateo 11.28

 

El cansancio expresa un esfuerzo prolongado, la carga, el peso de algo que nos abruma. Cuán importante es que reconozcamos nuestra condición de fatigados y cargados con las labores y aflicciones de esta vida, quizás hasta por nuestro pecado el cual produce una ansiedad insoportable, no esperemos mucho vengamos y ¡echémonos en sus brazos! acudamos a Él para que nos salve y alivie según su plan.

 

Oramos

 

Amado Padre celestial fijando nuestra mirada en Jesús el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, te pedimos nos ayudes a quitar todo aquello que nos retrasa o nos retiene,  especialmente aquellos pecados que se enredan tan apretadamente alrededor de nuestros pies que nos hacen caer, permítenos correr con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Te lo pedimos en nombre de Jesús, amén.

 

Acción de gracias

 

 

“Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.” Salmos 9:1