El que todo lo mira.

 

“Los ojos del SEÑOR están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones” (Sal 34.15)

 

Al mirar la cámara de mi vehículo registrar y grabar lo que acontece a mi alrededor cuando conduzco, incluyendo los aciertos y errores de quienes estamos al volante, recordé que de una manera similar los ojos del SEÑOR están sobre los justos, a Él no se le escapa nada de lo que Ud. y yo hagamos o dejemos de hacer, no existe manera de ocultarnos de Dios y esto es sustancial recordarlo sobre todo cuando pecamos.

 

Oramos:

 

Padre celestial “líbranos de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados nos dominen” (paráfrasis  Salmo 19.13), ayúdanos a agradarte y poder gozarnos al recibir tus favores especiales gracia y misericordia, que tus ojos sean más para enseñarnos, para darnos dirección, para darnos la guía que nuestras vidas necesitan, para darnos protección, como el Padre amoroso que no pierde de vista a sus hijos pequeños para resguardarles de todo mal, pero aún en caso  de sufrir aflicción podemos venir a ti,  teniendo tu promesa de que tus oídos estarán atentos y recibir nuestro clamor, trayendo consolación, fortaleza y paz a nuestras almas sedientas de ti. Por tu Hijo Jesús oramos y te damos las gracias. Amén

 

Acción de gracias

 

 

“Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.” Sa