El poder de Dios a nuestro alcance

 

“Dios es el Presidente del Universo, aun así tenemos un teléfono con una línea privada sobre su escritorio, y nos anima a que lo llamemos cuando queramos” Pollard, F.

 

Es extraordinario saber que tenemos a nuestra disposición el recurso del poder de Dios para ayudarnos en cada circunstancia de la vida. Esta provisión espiritual no se compara con la que pueda tener un presidente de una super potencia mundial con los recursos económicos y militares a su disposición.

 

Sin embargo al comunicarnos con Dios es importante recordar algunos aspectos que nos ayuden a comunicarnos de una mejor manera:

 

El Señor nos anima que cuando pidamos lo hagamos con fe sin dudar.

 

“Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor” (Stg 1.6–7).

 

Tener una actitud de sumisión y obediencia.

 

“El sacrificio que te agrada es un espíritu quebrantado; tú, oh Dios, no desprecias al corazón quebrantado y arrepentido.” (Sal 51.17).

 

Traer nuestro pecado por nombre delante del Señor, confesándolo y abandonándolo para así experimentar el gozo de ser perdonado

 

“Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.” (Pr 28.13)

 

Oremos

 

Padre celestial te pedimos por favor que por medio de tu Santo Espíritu y tu Palabra nos ayudes a buscarte más en oración cada día, que lo apliquemos como  una prioridad en nuestras vidas, queremos conocerte más. Te lo pedimos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.

 

Acción de gracias