¿Estás confiando en Dios en medio de la lucha?

 

“Bendito sea el SEÑOR, que ha oído mi voz suplicante.” (Sal. 28.6)

La voz entrecortada y llanto de esa mujer al otro lado del teléfono, describían su situación de necesidad extrema, dibujaban una lucha evidente entre la ansiedad que le producen las emociones confusas y la esperanza, de pronto su voz se levanta y declara: que el Señor no la abandonará, su confianza está puesta en Él, quien la levantará y la salvará.Podemos sentir que Dios no esté escuchando nuestro clamor, sin embargo no debemos de dejar de perseverar en oración, recordar que aún en tiempos difíciles y circunstancias adversas, Dios es fiel. Él nunca estará lejos de nosotros. Aunque nuestras emociones dicten lo contrario sigamos adorándole.

 

Oremos

 

Padre celestial te pedimos nos fortalezcas para que nuestra confianza esté siempre puesta en ti, eres quien nos bendice, guía y salva.“El SEÑOR es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en él confía; de él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias.” (Sal 28.7).

 

Acción de gracias

 

 

“Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.” Salmos 9:1

 

Rita

La Honra y Gloria  para mi Dios, quien escuchó  mi súplica y respondió a nuestra petición. Gracias por  este maravilloso  espacio.

 

Semana 1 de Oración antes de las elecciones segunda ronda Costa Rica 2018