Mi tiempo y mi familia.

 

Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo: (Ec 3.1).

 

Se dice que: ¡La queja más común de las esposas y de los hijos es la falta de atención de sus esposos y padres!

 

En el mundo acelerado en que vivimos muchas veces deseamos que el día tenga más de 24 horas. El trabajo, el estudio, las responsabilidades, además de los “ladrones del tiempo” tales como el uso desmedido de la internet, las redes sociales, la televisión, etc. Son algunas de las cosas que generalmente priorizamos, olvidándonos o ignorando el apartar suficiente tiempo de calidad para algo tan frágil y que requiere tanta atención como los es nuestra familia. La desintegración, divorcio, embarazos en adolescentes, drogas, adicciones, depresión y hasta suicidios; posiblemente pudieron evitarse si esas familias hubiesen reconocido la importancia de la gestión del tiempo en familia.

 

Respetuosamente le animo reflexione acerca de este tema con los miembros de su familia y escuche lo que tengan que decirle, disponiéndose a hacer los cambios necesarios y perdurables. Y recuerde si los problemas persisten por favor no dude en pedir ayuda externa.

 

Oremos

 

Padre celestial ayúdanos a poder apartar tiempo en familia para compartir, atender, conocer la necesidades y logros de cada miembro de la familia, que podamos reír, llorar, soñar juntos; que existan más besos, abrazos y frases de aliento en el seno familiar, que podamos construir sobre la Roca firme que eres tú nuestro buen Dios, que estemos dispuestos a ser alimentados y dirigidos por tu Palabra para así gozar de tu paz y armonía reinando en nuestros hogares, te lo pedimos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.

 

Acción de gracias

 

 

“Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.” Salmos 9:1

 

 

Norma

Quiero dar testimonio que mi Padre está actuando en mi vida y en mi familia. Se que me falta mucho camino para llegar a depender totalmente en mi Padre porque  me falta aún mucho camino en recorrer. Pero le pido a mi Señor aumente mi fe en él