Su voluntad, lo mejor para mí.

“Y esta es la confianza que tenemos en Él: Si pedimos algo según Su voluntad, Él nos oye” 1 Juan 5.14

 

A nuestro buzón llegó un mensaje de un joven que pide le acompañemos en oración, entre otras cosas describe: “estoy cansado de pedirle a Dios me cancelen dineros y bienes que me adeudan. Veo con pesar como otros sin conocer a Dios si prosperan, trabajo duro, estudio y no logro nada, siento que mis sueños se ven muy lejos, realizo los mejores esfuerzos sin que asuntos muy importantes en mi vida logren solucionarse”.

 

Me pregunté: ¿Por qué Dios ha obrado de esa manera con este joven?. Esto me ha hecho recordar que también he elevado a Dios algunas peticiones, por las que sigo esperando las respuestas, y quizás Ud. también tenga su propia lista.

 

Más preguntas revoletean mi mente: ¿existe alguna área o asunto en mi vida relacionado con mi obediencia a Dios que aún no le he entregado? ¿Hago caso omiso de su voz a través de su Palabra de aspectos puntuales, acallo el consejo de su Santo Espíritu y paso por alto acontecimientos que utiliza Él para provocar el cambio que quiere en mí? ¿Está esperando mi accionar?

 

Lucado escribió: “Dios no es un Dios de confusión y dondequiera que ve personas confundidas que le buscan con corazón sincero, Él hará todo lo necesario para ayudarle a ver Su voluntad.”

 

Le animo para que nos humillemos delante del Señor, roguémosle que ponga en nosotros la actitud y empeño a hacer Su voluntad y no la nuestra, verdaderamente  aún  hay cambios en nuestra vida espiritual que necesitamos Dios obre, oremos para que no haya nada más importante, necesario y urgente que obedecerle, sometámonos y que hacer Su VOLUNTAD sea nuestra pasión y mayor deleite.

 

Motivos acción de gracias