En el poder de Dios.