Una firme ancla para el alma.