Alaba y agradece en la aflicción