¡Señor traza mis planes!

October 21, 2019

 

Tracé cuidadosamente mis planes y el futuro parecía brillante, mis sueños y esperanzas eran altos. Al final de cada día, al arrodillarme en oración, pedía: “ Señor, bendice mis planes pues los he hecho en grande”. Mis planes fracasaron, mis esperanzas poco a poco se derrumbaron, mis ambiciones todas se disiparon y el fracaso llenó mi mente. Confundido, no podía comprender, me había arrodillado a orar por cada plan y esperanza. ¿Por qué no se me había contestado?

 

Entonces, en la quietud de la noche, desde las sombras que me acechaban, oí una voz susurrante que me llamaba a acercarme a Él. ¿Por qué no dejas que Yo trace tus planes? Yo conozco el sendero, deja el futuro en mis manos heridas por ti, y te guiaré paso a paso. Avergonzado y reconociendo mi error, incliné mi cabeza. Ahora una luz nueva y extraña me inundó el alma. Ya no oro: “Señor bendice mis planes”, sino :“ Señor traza mis planes; el futuro en tus manos he entregado”.