Provisión de Dios

November 4, 2019

 

Dios trabaja de formas muy extrañas para nosotros. En I Reyes 17.7-24, una viuda que vivía con su hijo, no tenía más que comer que un poco de harina y aceite; ella recibe la orden de un profeta recién llegado, Elías le dice que le diera de comer de lo que tiene, aunque ella le recuerda que lo único que tenía solo alcanzaba para ella y su hijo y que luego morirían de hambre. Al parecer la viuda se resistía a hacer lo que se le pedía por una situación lógica, pero  fue obediente. Una vez más se trata de los “imposibles” que se ponen a nuestro paso y que no entendemos. Así son los sorprendentes caminos del Señor, la pobre viuda sacrificó su puñado de harina y recibió una provisión inagotable, Dios suplió sus necesidades, y confirmó su poder al resucitar a su hijo utilizando al visitante que dio de comer al inicio de la historia. Así es el trabajo irracional para nosotros pero perfectamente medido por Dios. La gracia providencial de Dios prepara “coincidencias” maravillosas para cada uno de nosotros, si estamos en situaciones difíciles, ilógicas, no te preocupes, solo cree en lo que Él te dice, porque Dios proveerá y no te abandonará nunca.